¿Un bosque sin fin de mediocridad en la red? ¿Y en las librerías?

johnny_automatic_trash_canEn el post anterior mencionaba la distracción en la web, y eso ha sido precisamente lo que me ha conducido al artículo que deseo comentar a continuación. Sí, de nuevo proviene de Novelr.com.

La entrada en concreto se trata de contestar una pregunta que alguien se hizo acerca del "Blook prize", un concurso de blooks (libros en línea publicados en un blog), pero la verdad es que eso no me interesa. Lo que me interesa es cuando hace referencia a Andrew Keen y el ensayo del que ya hablamos en otro momento.

Sí, volvemos al amateurismo en la red. Volvemos a tocar el tema, ya que nos compete, pero seré breve. Sólo diré algo:

Me parece completamente inadecuado comparar el mundo "real" con el mundo "virtual", especialmente en lo que se refiere a obras artísticas. La razón es que, cuando se hace esta comparación, generalmente se asume que todo lo que se publica por medios tradicionales cumple con unos requerimientos mínimos de calidad (calidad narrativa, argumentos interesantes, corrección ortográfica y sintáctica, etc.). Y no es así. ¿Cuántos libros mediocres residen en las estanterías de las tiendas de libros? ¿Cuántos autores que no tienen la más mínima noción de lo que es la creatividad han publicado un libro? ¿Cuántos comics repiten constantemente el mismo argumento, las mismas frases, las mismas historias?

Lo que se dice en el artículo de Novelr.com no me vale: que la blogosfera todavía está en crecimiento y madurando como medio, por lo que los desatinos son más frecuentes que los aciertos. Esto es cierto, pero lo que realmente invalida cualquier argumento que se base únicamente en la publicación en la web para descalificar la calidad de una obra es la mera comparación del mundo "real" y el "virtual", de los medios convencionales (cada vez más corrompidos por el comercialismo – ¿existe el palabro? -) y los medios electrónicos. Sencillamente, porque la calidad no es patrimonio de los medios tradicionales. Y si alguna vez lo fue, se están esforzando para que deje de serlo. Un contenido difundido por los medios tradicionales no lleva automáticamente el sello de "calidad verificada".

Lo de la abundancia de mediocridad en la red será tratado en otro momento. Pero eso es harina de otro costal.

P.D.: SigT lo dice con más virulencia que yo. Y también tiene razón.

1 comentario

Archivado bajo La busca

La webredad, el lenguaje de la web

ernes_orologio_clockDesde hace rato quiero escribir una entrada sobre la ficción en línea. De hecho, ya tengo algunas ideas al respecto (que he ido anotando para mi colaboración en este proyecto). Entonces, en uno de los blogs en inglés a los que estoy suscrito, me encuentro con un interesante artículo acerca del tema. Ganas me entraron de traducirlo al completo, pero la licencia que tiene no me lo permite. Insisto: permitir que hagan obras derivadas de tu trabajo es muy importante.

El caso es que ese artículo plantea algunas cuestiones que ya me había planteado, aunque la verdad es que yo me estaba esforzando (y sigo haciéndolo) por encontrar más respuestas que las que da el autor (o la autora, que no lo tengo claro). Cita algunas cuestiones interesantes que pueden desarrollarse cada una de manera independiente hasta convertirse en una entrada por sí misma. Todas estas cuestiones salen a raíz de otro artículo bastante interesante sobre el mismo tema.

A pesar de las muchas cosas interesantes que se dicen, ambos artículos se reducen a exponer algo que es muy importante: escribir ficción para la web no es lo mismo que hacerlo para el papel. Una novela, nos guste o no, es muy difícil de seguir por el medio electrónico. La literatura en la web está descubriendo poco a poco su propio lenguaje, su propia manera de ser y de existir. Y esta se basa en la brevedad.

Esto es aplicable para casi cualquier medio de expresión: escrito, visual o audiovisual). Parece que todo aquello destinado a circular por Internet debe ser breve. ¿Por qué? Creo que podemos enunciar tres factores principales (mezclaré mis propias reflexiones junto con algunas de esos artículos a los que me refiero).

La web es un medio en el que abundan las distracciones: un enlace dentro del texto, o fuera de él; un aviso del messenger indicando que fulanito está en línea; otro aviso del correo acerca de un nuevo mensaje; un aviso más del lector de RSS, señalando que uno de tus blogs favoritos acaba de actualizarse… Y eso sin contar con las distracciones externas al computador, que resultan más fáciles de evadir.

– Resulta difícil leer en la pantalla del monitor: Es cansado. Cansa más que lectura en papel. En algún sitio leí que 15 minutos de lectura en pantalla cansan tanto como 45 minutos de lectura en papel.

– La web genera déficit atencional temporal: tanta información a nuestro alcance… Si no nos interesa, pasamos a otra cosa. La ficción exige que el lector se involucre. Si no puede hacerlo facilmente, casi de golpe, sencillamente se larga. Hay tanta cosa por ahí fuera, que mejor que demuestres que vale la pena hacer el esfuerzo de atender, o por lo menos no hagas perder mucho el tiempo. En la web se aplica lo de "si es breve y es bueno, dos veces bueno". En esto, el cómic le gana a la literatura y casi que al vídeo.

Estos factores no significan que una novela, un ensayo, o una historia larga en cómic no funcionen en la web. Quizás no funcionen para ser transmitidas, como quien dice, en streaming: acceder a ellos tan sólo por medio de la web. Sin embargo, a mi manera de ver, los géneros más largos también tienen su sitio en la red, usándola a manera de repositoro, como método de distribución.

Comentarios desactivados en La webredad, el lenguaje de la web

Archivado bajo La busca

Todos los guiones de “Seinfeld” en inglés

20070818-014221_seinfeldHace poco me hice con la sexta temporada de "Seinfeld"… una vez me acabe de ver la séptima. ¿Y qué tiene esto que ver con el cómic? Bueno, quizás con el cómic no tenga mucho que ver, pero desde luego con los guiones muchísimo, pero que muchísimo.

No voy a entrar ahora a hacer una disección (o deconstrucción, que dirían algunos) de "Seinfeld". Sólo quiero remarcar la importancia que tienen los guiones en esta serie. En esta sexta temporada viene un extra en el que se repasa todo el proceso de realización de cada episodio, y la palabra que más se repite es "script". Constantemente. No debéis perdéroslo.

El punto del post: vía ALT1040, doy con mis huesos virtuales en "Seinfeld scripts", un sitio que contiene los guiones de todos los episodios de la serie. Eso sí, en inglés.

No tengo claro de si se trata de los guiones originales o tan sólo de transcripciones, pues en algunos se indica que son esto último y en otros que no. Pero es igual. No me cabe duda de que el material será bueno. Pero lo mejor de todo es que puedes bajártelos todos de una sola vez, en un archivo ZIP de 1,87 MB. Los textos están en formato HTM, con lo que podrás abrirlos en casi cualquier procesador, o leerlos en el navegador.

2 comentarios

Archivado bajo De cómic

Lo puso Quino en boca de…

… Mafalda:

Lo malo de la gran familia humana es que todos quieren ser el padre.

Technorati Profile

Comentarios desactivados en Lo puso Quino en boca de…

Archivado bajo Se dijo en una viñeta

El curríiculum del autodidacta

dchandlr_dchandlr_work.svgHe conocido a gente que se jactaba de su condición de profesional tan sólo porque tenía un título. Éste certificaba que había seguido unos estudios oficiales y que los culminó con éxito (por lo menos, con el suficiente). Supuestamente, ese título le calificaba como adecuado para desempeñar un determinado abanico de tareas. Luego, su comportamiento no era, desde luego, nada profesional. Seguro que tú conoces a más de uno de estos individuos. Sabes de que hablo. Y también conoces a muchos verdaderos profesionales, sin título, que a pesar de superarlos en capacidad, están en una posición inferior a los primeros.

Hoy en día, el aprendizaje autodidacta resulta más fácil que en otros tiempos. La ubicuidad de las fuentes de información hace que debamos replantearnos el papel de la educación formal. Muchas universidades vomitan "profesionales" con la misma regularidad que una panadería hace panes. Pero ¿ese título realmente prueba que el "profesional" en cuestión está capacitado para lo que dice?

Decía Gongora que "las palabras, cera; las obras, acero". Hoy en día esto es más fácil de probar que nunca antes. Si no tienes estudios formales que avalen tu capacidad, tu único recurso es tu obra. Si no tienes título de bellas artes, pero te has dedicado a formarte por medio de libros, webs, y otros recursos similares, tu título te lo darán tus dibujos, tus pinturas. Si no estudiaste periodismo, o comunicación, o cualquiera de las carreras que supuestamente te forman para escribir bien, pero has devorado todo texto acerca de reglas gramaticales y ortográficas que han caído en tus manos, revisas todo material interesante y nuevo que aparece al respecto, y lees y analizas lo que escribes, tu título te lo darán tus artículos, tus cuentos, tus novelas.

La profesionalidad de una persona no es cuestión de un título, ni de conocimientos, pues de conocimiento siempre estamos escasos. Se trata más bien de una actitud. Los curriculums llenos de estudios cursados nos impresionan a todos. Son importantes porque asumimos que una serie de expertos han avalado que esa persona está capacitada. Eso nos da una referencia rápida y casi imprescindible para formarnos un juicio acerca de ella, sea para saber si es la adecuada para contratarla o para invitarla a colaborar en un proyecto. A los autodidactas solo unos queda una opción para construir esa referencia rápida: obra, obra y más obra.

¿Puedes, económica y anímicamente, seguir una educación formal? Hazlo. Pero recuerda que debes complementar esa educación formal con la informal, con aquella que no está supervisada nada más que por tu propio sentido de la responsabilidad, por tus propios intereses e inclinaciones. Sin este complemento, la educación formal no sirve para nada.

Y sobre todo crea: escribe, dibuja, fotografía, anima, loquesea. Ese será tu verdadero título, tu verdadera puerta hacia la remuneración económica, el asfaltado del camino que te conducirá a poder vivir de lo que más te gusta hacer.

Comentarios desactivados en El curríiculum del autodidacta

Archivado bajo La busca

En construcción

todosmenostu015

Comentarios desactivados en En construcción

Archivado bajo Todos menos tú

SEO

todosmenostu014

Comentarios desactivados en SEO

Archivado bajo Todos menos tú