La tira cómica: el modelo perfecto para la era de la web 2.0

2007-07-17_011514La mayoría de los webcomics son tiras, y me arriesgaría a decir que tiras cómicas. Este género, nacido en los periódicos y que se configuró por medio del pequeño espacio del que disponían, hizo de sus limitaciones sus fortalezas. Las tiras tienen sus propias leyes, al igual que la plancha o historia de una página, las historias cortas, las novelas gráficas y las series y miniseries. Como he dicho, fue la limitación de espacio la que construyó las leyes de la tira, o los fabulosos creadores que sabían que, por estos lares, la limitación es mejor que la libertad absoluta. O como dicen por ahí, que un buen jugador juega bien en cualquier cancha.

Resulta curioso que la mayoría de los creadores de cómic, al hacer algo para la web, elijan el formato tira; que todos esos servicios de los que hablamos en otro post acerca de comics para guionistas, sean todos con ese mismo formato; y que como mucho, a lo que se llegue es al gag de una página, o a la página individual, pero parca en viñetas (¿podemos hablar de páginas en el entorno digital?). Y todo eso resulta curioso cuando gente como Scott McCloud ya hizo sus pinitos explorando las posibilidades del entorno web (muy interesante ese número de Zot! que hay en su web). Pero, ¿por qué no cuajó?

2007-07-17_011624Muy sencillo. Hagamos una reconstrucción del proceso mental de los primeros creadores de tiras. Un buen día, el director del periódico le dice a su amigo, que dibuja muy bien y hace unas historias excelentes: "Quiero que dibujes en mi periódico. Pero sólo te voy a dar una página". Entonces, el creador comenzó a hacer historias de una página que continuaban de un día para otro. Luego, el mismo director le dijo "Hace falta espacio para el horóscopo: ahora tienes média página". Y el creador le giró un poco la página y acomodó sus viñetas a un formato apaisado. Dos días después, vuelve el director: "Hace falta espacio para hablar del clima: tienes una línea de unos tres anuncios personales de alto para contar tu historia". Y el creador, que o utilizaba el espacio o se iba a la puta calle, pues decidió aprovecharlo.

Y no tardó en darse cuenta de algo que le decían muchos lectores: "Tus historias están muy bien, pero no puedo seguirlas. Continúan día a día y yo no leo el periódico todos los días". Y el creador decidió entonces que las historias tenían que ser cortas y autoconclusivas. ¿Y qué género se presta con la flexibilidad suficiente como para amoldarse a esos requisitos? Pues el humor.

Esta reconstrucción totalmente descontextualizada e imaginaria (pero verosímil y plausible), nos lleva a que la tira tomo la forma con la que más se extendió debido a la limitación de espacio. Pero, ¿por qué está siendo así en la web?

Muy sencillo: por la limitación de tiempo.

2007-07-17_011830Caigo en esto leyendo este artículo de Enrique Dans. Este extracto es el que me hace darme cuenta de ello: "Los productores de medios son cada vez más conscientes de ello: ante una generación dispuesta a entregar su atención con cuentagotas, los contenidos deben convertirse en auténticas píldoras, en algo que pueda ser consumido en un momento, de manera instantánea, en un tiempo de espera, en un taxi, en un ascensor. Auténticos snacks de información, chupitos en vez de copas, tapa en lugar de ración". ¿Y que es una tira sino un chupito de ocio, una tapa de divertimento?

Es curioso darse cuenta de esto una vez que ya se ha dado el fenómeno. No creo que los creadores hayan llegado conscientemente a esa conclusión y decidieran todos en conjunto: "la tira es mejor porque la gente no tiene tiempo para leer". Además, seguro que han influido otros factores, como el tiempo que se le puede dedicar, las herramientas que se tienen a mano y el conocimiento de las mismas, etc. Pero ahora, dada la auténtica avalancha de información bajo la cual caemos sepultados todos los días, la tira resulta el medio ideal para popularizar el cómic en la web y de nuevo darle alas, tal y como ocurrió en sus primeros tiempos de expansión.

La tira (o la plancha) nos hace reir a carcajadas, sonreir o hasta enternecernos. Con el tiempo, vamos cogiendo cariño a los personajes. Se pueden perfectamente encadenar historias siguiendo un hilo argumental y que éstas puedan leerse de manera independiente. Los nuevos creadores de cómic, los próximos personajes que nos van a entrener a diario están ya en la web. Ellos serán los que terminen viendo sus historias impresas por demanda popular.

Sí, aunque no crea que el destino final del cómic, ni su lugar ideal, sea la web, sí creo ahora que es el lugar donde mucha gente va a redescubir el género.

Para comprobar que lo que digo es cierto, no dejes de leer:

Geek in love

La legión del espacio

¡Eh, tío!

La mierda ocurre

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo De cómic

Una respuesta a “La tira cómica: el modelo perfecto para la era de la web 2.0

  1. Pingback:   La tira cómica: el modelo perfecto para la era de la web 2.0 by los Clasificado