Reflexiones sobre el formato al hacer un cómic

postcomic_0002_wiki_resizeEstoy comenzando a "repensar" "Ciberia" (ahora como CBEX123) y… bueno, no es fácil. Tengo que dar con una fórmula que me permita realizar una publicación que se pueda leer en pantalla comodamente y que, al mismo tiempo, se pueda imprimir sin necesidad de hacer malabarismos con la configuración de la impresora. Además, tiene que darme el menor trabajo posible (ya se sabe, la verdadera ley del mínimo esfuerzo: no gastar energías gratuitamente).

"Ciberia" tuvo en su momento dos ediciones (¿se dirá así en el entorno virtual?). Por un lado de baja resolución, para ser leída en pantalla, y por otro la de alta resolución, supuestamente preparada para ser impresa. Ahora bien, el problema para la lectura de un cómic estándar es el asunto de la verticalidad: una página normalmente es vertical, más alta que ancha, y eso siempre obliga a que el usuario tenga que usar el scroll, el desplazamiento hacia abajo. O eso, o hacer viñetas muy grandes en páginas proporcionalmente más pequeñas y siempre con una letra lo suficientemente grande como para leerla sin necesidad de hacer un zoom al ver la página al 100%.

Esto último no me convenía, ni me conviene, pues ya bastante problemas tengo para tratar de mantener una unidad temática por página sin que el texto se coma los dibujos. Entonces, hoy se me ocurrió una idea. ¿Por qué no hacerlo en formato apaisado? No parecía mala la idea, ni mucho menos. Para empezar, es un formato proporcional a la pantalla del monitor. Tendría más espacio para las unidades temáticas, cuadrando mejor texto y dibujo. Y, además, se podría imprimir con más facilidad.

Imagen 002_resizeMi edición ideal de "Ciberia" sería tamaño A5, un formato tipo libro (como se ve en las pruebas de impresión de la foto). Lo he comprobado y queda bien así de pequeño. Las páginas a tamaño A4 no me gustan. Se ven muy vacías, la verdad. Y al usuario no se le puede marear, diciéndole que en este u otro tamaño de página se verá mejor al imprimirse. No hay que liarle a la gente, esa es una de mis premisas en este proyecto. El formato que estoy empleando ahora en "Pequeñas dosis" (un post en forma de cómic que pongo en "Autodidacta") está en un formato proporcional, pero que encaja mejor en A5 que en A4. Al bajarse la imagen, se puede leer más o menos bien sin necesidad de hacer un zoom, pero tiene el defecto de que la resolución empleada (para no hacer cada post muy pesado) no da como para imprimirlo en A4 decentemente, que es lo que todo el mundo va a hacer (si se lo imprime: mis alumnos lo hicieron con la etapa 2 de "Ciberia").

Imagen 004_resizePero volviendo al formato apaisado… Al final, para la edición destinada al colegio donde trabajo, empleé un formato apaisado, metiendo dos páginas del cómic por cada una de la edición. El resultado se ve en la foto. ¿Por qué lo hice así? Cuestión de tiempo, la verdad. Una vez terminado el primer volumen (y con el tiempo pegado al culo, pues ya habíamos empezado el año lectivo y no podía comenzar con mi planificación), tenía que imprimir y reproducir rápidamente. Al no contar con suficientes recursos (esto era más que nada una iniciativa mía, y había que abaratar costos en todo lo posible), me podía ir olvidando de imprenta. El tiempo me tiraba de los huevos y no podía armarlo para impresión. Además, luego estaba el asunto de doblarlo y de graparlo: otro problema. De verdad que fue toda una historia. Seguro que ahora, con el agua pasada, a más de uno se le ocurre una solución. Y a mí también. Pero cuando estás en el asunto, influyen multitud de factores que te hacen tomar una u otra decisión.

El caso es que metí dos páginas de cómic por una impresa… y no quedó tan mal. Eso sí, primero tuve que indicar a los alumnos el orden de lectura, para que no se me hiciesen líos. Y volviendo al formato apaisado… No me termino de decidir. Estaba pensando sobre ello y llegué a la conclusión de que había una razón para que los comics en ese formato hubiesen desaparecido. O mejor dicho, el formato en sí. Para empezar, es difícil de guardar: las mayorías de las publicaciones son en formato vertical y nuestros lugares de almacenamiento están diseñados de esa forma (¿acaso no jode cuando compramos un libro apaisado porque no sabemos donde ponerlo?). Luego está el asunto de la lectura. El ojo tiene que recorrer más espacio horizontal y eso resulta más cansado. Aunque sea un cómic. Eso sin contar con que un libro vertical resulta más fácil de manejar a la hora de leer. Si tienes un libro encuadernado, resulta un coñazo pasar las páginas. Hasta si sólo está anillado o espiralado, resulta molesto.

CBEX123 (y a partir de ahora me referiré también así a "Ciberia") tiene las pretensiones de estar pensado más para imprimirse que para leerse en pantalla. Si mi objetivo fuese este último, usaría otros recursos, tanto gráficos como tecnológicos. Quizás utilizaría color, pero nada de animación. Quizá lo publicaría en flash, o algo así. O como un programa independiente. Por lo tanto, ala, la cosa se queda en escala de grises (para que no chupe mucha tinta, salga más barato y las fotocopias salgan bien), con fondos mínimos, casi inexistentes, y con ese protagonista simplón aunque ahora un poco más elaborado (los comics didácticos tienen que ser así). Pero, ¿y el formato? Por un lado, el formato apaisado tiene sus ventajas:

- Me permite incluir más contenido por unidad temática.

- Resulta más fácil de imprimir y armar (una página detrás de otra y luego a anillarlo)

- Se puede leer mejor en pantalla sin hacerlo demasiado pesado.

Y en cuanto a los inconvenientes…

- Una vez impreso, es más difícil de manejar al leerlo.

- Y para guardarlo, no digamos.

- También resulta más cansado de leer (el ojo recorre más distancia en una sola dirección).

Por lo tanto, y tras hacer balance, creo que me decanto por lo que he venido haciendo hasta ahora: un formato vertical y que cada uno se lo imprima como le venga en gana. La única posibilidad de que quede como yo quiero (en A5 grapado o con lomo) en manos del usuario final va a ser incluir unas instrucciones de como se debe imprimir y encuadernar, además de hacer una edición especial para impresión que no sea solamente con una resolución más alta. La cosa es ser coherente con el planteamiento final de pensar el cómic como para ser impreso.

PS: En realidad, esto post pretendía ser una reflexión corta acerca de por qué desaparecieron los formatos apaisados en el cómic (al menos en la mayoría), y al final me salió esto, por lo que me toco transmutar el título que le había puesto. Lo siento, suelo ser un tanto disperso.

About these ads

1 comentario

Archivado bajo De cómic

Una respuesta a “Reflexiones sobre el formato al hacer un cómic

  1. XxX

    Ufff.. dificil, tampoco yo se que tamaño meterlo. Por cieto los cómics no son en A4 son algo menos alto. Sigue así buen blog guionista ;)